SOY NO RESIDENTE Y TENGO MI VIVIENDA EN ESPAÑA ALQUILADA, ¿TENGO DERECHO A DEDUCIR LOS GASTOS?

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Soy no residente y tengo mi vivienda en España alquilada. Quiero saber si puedo aplicar las mismas deducciones que un contribuyente que vive en España. Me han dicho que tengo que pagar un alto porcentaje de mis ingresos por alquilar, pero no sé si puedo hacer alguna deducción.

Soy no residente y tengo mi vivienda en España alquilada


RESPUESTA “SOY NO RESIDENTE Y TENGO MI VIVIENDA EN ESPAÑA ALQUILADA, ¿TENGO DERECHO A DEDUCIR LOS GASTOS?”:

En primer lugar decir que por lo que a la tributación de no residentes se refiere, hay que estar a lo que dispone el Convenio bilateral firmado por España con el país de residencia.

Los Convenios suscritos por España atribuyen potestad para gravar las rentas de los bienes inmuebles al Estado donde están situados los mismos, tanto si estas rentas derivan de la utilización o disfrute directo como del arrendamiento o cualquier otra forma de explotación. Por tanto, las rentas derivadas de bienes inmuebles situados en España pueden ser gravadas conforme a la Ley española.

En principio, las rentas obtenidas sin mediación de establecimiento permanente deben tributar de forma separada por cada devengo total o parcial de la renta sometida a gravamen, si bien en el caso de las rentas procedentes del alquiler de inmuebles se permite su agrupación para realizar la tributación trimestralmente. Con carácter general, la base imponible estará constituida por el importe íntegro, es decir, sin deducción de gasto alguno. En el caso de inmuebles arrendados se deberá computar como ingreso el importe íntegro que, por todos los conceptos, reciba del arrendatario, incluido, en su caso, el correspondiente a todos aquellos bienes cedidos con el inmueble y excluido el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Si el inmueble sólo está arrendado una parte del trimestre, se deberá determinar el rendimiento como en el párrafo anterior, por los meses que haya durado el arrendamiento, y, para los restantes, se hallará la parte proporcional de la renta imputada (1,1% o 2% del valor catastral).

No obstante, cuando se trate de contribuyentes residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea, Islandia o Noruega, para la determinación de la base imponible se podrán deducir los gastos previstos en la Ley del IRPF, siempre que se acredite que están relacionados directamente con los rendimientos obtenidos en España y que tienen un vínculo económico directo e indisociable con la actividad realizada en España.

Cuando se deduzcan gastos, deberá adjuntarse a la declaración del impuesto un certificado de residencia fiscal en el Estado que corresponda expedido por las autoridades fiscales de dicho Estado. 




Si necesitas asesoramiento fiscal, financiero y/o patrimonial sobre éste u otros temas por parte de expertos, puedes solicitar un presupuesto sin compromiso a través de la página de CONTACTO.

Te recomendamos que entres en la página de SERVICIOS para que veas todo aquello en lo que te podemos ayudar.



Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page