¿SE PUEDEN DEDUCIR EN EL IRPF LOS PAGOS A LAS RESIDENCIAS DE ANCIANOS?

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page


¿Se pueden deducir en el IRPF los pagos a las residencias de ancianos? Una cuestión que me han planteado varios clientes en esta campaña pasada de IRPF, es porque no se puede aplicar la deducción por alquiler en vivienda habitual a las cantidades satisfechas en concepto de pagos a las residencias de ancianos donde algunos se ven obligados a residir por motivos de salud, sobre todo teniendo en cuenta que dichos pagos suelen alcanzar mensualmente cantidades muy superiores a las que supone un alquiler de vivienda.


Deducir en el IRPF los pagos a las residencias


Esta no posibilidad de deducción puede llegar a considerarse un auténtico sin sentido, máxime cuando algunos ancianos han tenido que abandonar la vivienda en la que vivían como arrendatarios, y que sí podían desgravar, para trasladarse a una residencia por la imposibilidad de continuar viviendo solos y la necesidad de una atención continuada.


¿Porqué no se pueden deducir los pagos a las residencias de ancianos?. Respuesta de la Administración

La justificación normativa del porqué de la no posibilidad de deducción la encontramos en lo que dispone la Dirección General de Tributos en la consulta vinculante V1005-10, donde establece que según el apartado 7 del artículo 68 de la LIRPF, que regula la deducción por alquiler de la vivienda habitual, y que dispone que,


“Los contribuyentes podrán deducirse el 10,05 por ciento de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que su base imponible sea inferior a 24.020 euros anuales.

La base máxima de esta deducción será de:
a) cuando la base imponible sea igual o inferior a 12.000 euros anuales: 9.015 euros anuales,
b) cuando la base imponible esté comprendida entre 12.000,01 y 24.020 euros anuales: 9.015 euros menos el resultado de multiplicar por 0,75 la diferencia entre la base imponible y 12.000 euros anuales.”


se concluye que, a efectos de poder practicar la deducción por alquiler de la vivienda habitual, se requiere que el contribuyente satisfaga cantidades en concepto de alquiler de su vivienda habitual durante el período impositivo, y que su base imponible sea inferior a 24.020 euros anuales. Así pues, es requisito de la aplicación de la deducción por alquiler, que se trate efectivamente de una vivienda habitual, bien éste, que tanto por su denominación como su naturaleza en nada se asemeja a una residencia para la tercera edad.


Es decir, la justificación se sustenta en la denominación y en la naturaleza de la residencia en relación con una vivienda arrendada y no en la función de residencia habitual que esta desempeña.


Consecuentemente, en el caso de que una persona física se traslade a una residencia de ancianos, no resultará de aplicación la deducción por alquiler en vivienda habitual.


No cabe duda que a veces cabría aplicar menos semántica y más sentido común, especialmente con este sector de la tercera edad que debe recalar en estos centros de forma forzosa, en muchos casos para no poder volver a salir de ellos.






Hasta aquí el artículo “¿Se pueden deducir en el IRPF los pagos a las residencias de ancianos?”. Espero que te haya sido de utilidad, y si quieres recibir más artículos como éste, regístrate en el blog y te iré enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, compártelo con familiares, amigos y conocidos en tus redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional sobre este u otros temas puedes solicitar mis servicios a través de la página de CONTACTO. Minimizaré tu factura fiscal y aumentaré tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada. NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO!!!.

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad, Inmobiliaria.

Deja un comentario