MODELO 210 A.E.A.T.

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Modelo 210 A.E.A.T. Las personas físicas y las entidades no residentes tienen la consideración de contribuyentes del IRNR en la medida en que obtienen rentas en territorio español, tal como se define en dicho impuesto. Si el contribuyente es residente en un país con el que España tiene suscrito convenio para evitar la doble imposición, habrá que estar a lo que se disponga en él.

 

Modelo 210

 

Conforme a la normativa interna, se consideran renta obtenida en territorio español los rendimientos derivados, directa o indirectamente, de bienes inmuebles situados en territorio español o de derechos relativos a los mismos. Los convenios suscritos por España atribuyen potestad para gravar las rentas de los bienes inmuebles al Estado donde están situados los mismos, tanto si derivan de la utilización o disfrute directo como del arrendamiento o cualquier otra forma de explotación de los mismos. Así pues, las rentas imputadas de bienes inmuebles urbanos y los rendimientos procedentes de alquileres de inmuebles obtenidos por no residentes deben declararse de acuerdo a lo que dispone la Ley del IRNR, utilizando a tal fin el Modelo 210 de la A.E.A.T.

 

Modelo 210 A.E.A.T. Rentas imputadas de bienes inmuebles urbanos

Los contribuyentes no residentes que sean personas físicas, titulares de inmuebles urbanos situados en territorio español utilizados para su uso propio (no afectos a actividades económicas), están sometidos al Impuesto sobre la Renta de no Residentes por la renta imputada correspondiente a esos inmuebles.

La base imponible correspondiente a la renta imputada de bienes inmuebles urbanos situados en territorio español se determinará con arreglo a la normativa del IRPF. A estos efectos, se deberá computar como renta el 1,1 por 100 del valor catastral del inmueble (2 por 100 si el valor catastral no se hubiera revisado o modificado con efectos a partir del 1 de enero de 1994).

Se tributa por la base imponible antes citada, sin deducir ningún tipo de gasto, y el tipo de gravamen es el 24 por 100 (24,75 por 100 desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2014, ambos inclusive).

El plazo de presentación e ingreso será el año natural siguiente (hasta el día 23 de diciembre para liquidaciones con domiciliación bancaria) a la fecha de devengo, que es el 31 de diciembre de cada año.

 

Modelo 210 A.E.A.T. Rendimientos procedentes de alquileres de inmuebles

Las rentas obtenidas sin mediación de Establecimiento Permanente deben tributar de forma separada por cada devengo total o parcial de la renta sometida a gravamen.

Con carácter general, la base imponible estará constituida por el importe íntegro, es decir, sin deducción de gasto alguno.

En el caso de inmuebles arrendados se deberá computar como ingreso el importe íntegro que, por todos los conceptos, reciba del arrendatario, incluido, en su caso, el correspondiente a todos aquellos bienes cedidos con el inmueble y excluido el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Si el inmueble sólo está arrendado una parte del año, deberá determinar el rendimiento como en el párrafo anterior, por los meses que haya durado el arrendamiento, y, para los restantes, hallará la parte proporcional de la renta imputada (1,1% o, en su caso, 2% del valor catastral).

No obstante, cuando se trate de contribuyentes residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea, para la determinación de la base imponible podrán deducir los gastos previstos en la Ley del IRPF, siempre que acrediten que están relacionados directamente con los rendimientos obtenidos en España y que tienen un vínculo económico directo e indisociable con la actividad realizada en España. Cuando se deduzcan gastos, deberá adjuntarse a la declaración del impuesto un certificado de residencia fiscal en el Estado que corresponda expedido por las autoridades fiscales de dicho Estado.

El tipo de gravamen aplicable es el general, el 24 por 100 (24,75 por 100 desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2014, ambos inclusive).

El plazo de presentación e ingreso en el caso de autoliquidaciones con resultado a ingresar será los veinte primeros días naturales de los meses de abril, julio, octubre y enero (hasta el día 15 para liquidaciones con domiciliación bancaria), en relación con las rentas cuya fecha de devengo esté comprendida en el trimestre natural anterior.






Hasta aquí el artículo Modelo 210 A.E.A.T., espero que te haya sido de utilidad. Para recibir más artículos como este, regístrate en el blog y te iré enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y conocidos en redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional o bien la cumplimentación de alguno de los Modelos de la A.E.A.T., puedes solicitar mis servicios a través de la página de CONTACTO. Minimizaré tu factura fiscal y aumentaré tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada y a un precio razonable. NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO!!!

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad, Inmobiliaria.

Deja un comentario