MINUSVALÍA Y DEPENDENCIA EN IRPF ¿SON EQUIVALENTES?

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Minusvalía y Dependencia ¿son equivalentes?. Una de las dudas que suele surgir a la hora de realizar la declaración de IRPF cuando una persona tiene reconocido un determinado grado de dependencia, es si este reconocimiento conlleva implícitamente el reconocimiento de un grado de minusvalía, confundiendo en muchos casos ambos términos y usando minusvalía y dependencia de forma análoga cuando no son lo mismo, o bien intentando establecer una relación unívoca entre ambas cuando en realidad esta relación no existe, y por tanto no es posible realizar una tabla de equivalencia entre dependencia y grado de minusvalía, ya que se trata de procedimientos administrativos diferentes.

 

Con la ayuda de la consulta vinculante V2229-08 de la Dirección General de Tributos (DGT), vamos a intentar aclarar cuando queda acreditada una minusvalía de forma que esta produzca efectos a nivel fiscal.

 

Minusvalía y Dependencia

 

Minusvalía y Dependencia. Respuesta de la DGT

En la consulta mencionada anteriormente, la DGT hace referencia a lo dispuesto en el artículo 72 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, referente a la acreditación de la condición de persona con discapacidad, donde se establece que,

“A los efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, tendrán la consideración de persona con discapacidad aquellos contribuyentes con un grado de minusvalía igual o superior al 33 por ciento. El grado de minusvalía deberá acreditarse mediante certificado o resolución expedido por el Instituto de Migraciones y Servicios Sociales o el órgano competente de las Comunidades Autónomas. En particular, se considerará acreditado un grado de minusvalía igual o superior al 33 por ciento en el caso de los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez y en el caso de los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad. Igualmente, se considerará acreditado un grado de minusvalía igual o superior al 65 por ciento, cuando se trate de personas cuya incapacidad sea declarada judicialmente, aunque no alcance dicho grado”.

 

Igualmente, en dicho precepto se dispone que,

“A efectos de la reducción por rendimientos del trabajo obtenidos por personas con discapacidad prevista en el artículo lo 20.3 de la Ley del Impuesto, los contribuyentes con discapacidad deberán acreditar la necesidad de ayuda de terceras personas para desplazarse a su lugar de trabajo o para desempeñar el mismo, o la movilidad reducida para utilizar medios de transporte colectivos, mediante certificado o resolución del Instituto de Migraciones y Servicios Sociales o el órgano competente de las Comunidades Autónomas en materia de valoración de las minusvalías, basándose en el dictamen emitido por los Equipos de Valoración y Orientación de las mismas”.

 

De lo anterior se desprende que el grado de minusvalía debe acreditarse mediante certificado o resolución expedido por el Instituto de Migraciones y Servicios Sociales o el órgano competente de las Comunidades Autónomas, competentes en materia de valoración de incapacidades, de tal manera que ninguna otra resolución que no tenga su origen en uno de estos Organismos no reconoce implícitamente ninguna minusvalía y por tanto no tiene efectos en el IRPF.






Hasta aquí el artículo Minusvalía y Dependencia, ¿son equivalentes?“, espero que te haya sido de utilidad. Para recibir más artículos como este, regístrate en el blog y te iré enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y conocidos en redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional puedes solicitar mis servicios a través de la página de CONTACTO. Minimizaré tu factura fiscal y aumentaré tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada y a un precio muy razonable. NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO!!!

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad.

Deja un comentario