IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE NO RESIDENTES

Las personas físicas y las entidades no residentes tendrán la consideración de contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de No Residentes en la medida que obtengan rentas en territorio español, tal como se define en dicho impuesto.

En el caso de que el contribuyente sea residente en un país con el que España tenga suscrito Convenio para evitar la doble imposición habrá que estar a lo que se disponga en él, ya que, en algunos casos, la tributación es inferior, y en otros, las rentas, si concurren determinadas circunstancias, no pueden someterse a imposición en España.

En estos casos en que las rentas no se pueden gravar en España (exentas por Convenio) o se gravan con un límite de imposición, el contribuyente no residente deberá justificar que es residente en el país con el que España tiene suscrito el Convenio, mediante el correspondiente certificado de residencia emitido por las autoridades fiscales de su país, en el que deberá constar expresamente que el contribuyente es residente en el sentido del Convenio.

A continuación se indican los tipos de rentas sujetas al Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

 
 

Rentas sujetas al Impuesto sobre la Renta de No Residentes

  • Las rentas de actividades económicas llevadas a cabo en territorio español.
  • Los rendimientos de trabajo, siempre que deriven, directa o indirectamente, de una actividad personal desarrollada en territorio español o cuando se trate de pagos por parte de la Administración
  • Las pensiones cuando deriven de un empleo prestado en territorio español.
  • Las retribuciones de los administradores y miembros de los consejos de administración de entidades residentes en España.
  • Rendimientos del capital mobiliario (dividendos, intereses y cánones) obtenidos en territorio español
    • Dividendos y otros rendimientos derivados de la participación en fondos propios de entidades residentes en España
    • Intereses y otros rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios satisfechos por personas o entidades residentes en territorio español o por establecimientos permanentes situados en el mismo o que retribuyen prestaciones de capital utilizadas en territorio español.
    • Cánones satisfechos por personas o entidades residentes en territorio español, o por establecimientos permanentes situados en el mismo, o que se utilicen en territorio español.

(No obstante, cabe señalar en relación con este tipo de rendimientos, que la normativa interna contempla múltiples supuestos de exención. A título de ejemplo, en el caso de los intereses, están exentos: 1) Los obtenidos por residentes en un país de la Unión Europea, siempre que no se obtengan a través de un paraíso fiscal. 2) Los rendimientos derivados de la Deuda Pública. 3) Los rendimientos de las cuentas de no residentes)

  • Los rendimientos del capital inmobiliario (por ejemplo el dinero que pueda proceder del alquiler de vivienda, entre otros).
  • Las rentas imputadas de bienes inmuebles urbanos
  • Las ganancias patrimoniales cuando deriven de bienes inmuebles situados en territorio español o de valores emitidos por personas o entidades residentes en territorio español o de otros bienes muebles distintos a los valores que también estén en España.

Modelos de la A.E.A.T. más comunes que se deben presentar

  • Modelo 210. (Para los no residentes sin establecimiento permanente, en cuanto a la liquidación de rentas procedentes del arrendamiento de inmuebles urbanos, rentas imputadas de inmuebles urbanos, rentas del trabajo, pensiones y haberes pasivos, rentas de actividades empresariales, dividendos, intereses, cánones).
    • Periodos de autoliquidación:
      • A ingresar: 1 a 20 de abril, julio, octubre y enero.
      • Cuota cero: 1 a 20 de enero del año siguiente al de devengo.
      • A devolver: desde el 1 de febrero del año siguiente al de devengo y en el plazo de 4 años desde el fin del período de declaración e ingreso de la retención.
      • Rentas de transmisiones de inmuebles: 3 meses habiendo transcurrido 1 mes desde la transmisión.
      • Rentas imputadas de inmuebles urbanos: año natural siguiente al devengo.
  • Modelo 211. (Retención en la adquisición de inmuebles a no residentes sin establecimiento permanente).
    • Periodo de autoliquidación: 1 mes desde la transmisión del inmueble.

Si necesitas nuestra ayuda para la confección de cualquiera de estos dos modelos puedes solicitarla mediante los botones siguientes: