¿HACERSE AUTÓNOMO PARA FACTURAR?

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

¿Hacerse autónomo para facturar?. Últimamente, debido a la época de crisis que estamos soportando y a la posibilidad de obtener ciertos ingresos a través de diferentes actividades en la red, como por ejemplo monetizando blogs como este (bien sea a partir de publicidad de adsense, programas de afiliados, enlaces patrocinados, etc…), a muchos les asalta la duda de que deben hacer y cómo deben facturar dichos pequeños ingresos para no estar al margen de la Ley y evitar que luego Hacienda y la Seguridad Social les llamen la atención en forma de la correspondiente sanción.

 

Hacerse autonomo




Por una parte, y por lo que a Hacienda corresponde, los trámites que se deben realizar en todos los casos, y que prácticamente no conllevan costes, es darse de alta en el epígrafe que más se adapte a la actividad que se realice mediante el Modelo 037 de la AEAT. La cumplimentación de este trámite es el que permitirá generar las facturas aplicando el IVA correspondiente y teniendo en cuenta que si se factura a una empresa se debe aplicar la retención del 21%. Igualmente, de forma trimestral (entre el 1 y el 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero) se deben presentar, y hacer los ingresos correspondientes en caso de que así resulte, los modelos 130 (pagos fraccionados trimestrales del IRPF) y 303 (declaración trimestral del IVA), y así mismo entre el 1 y el 30 de enero del siguiente año, se debe presentar el modelo 390 (resumen anual del IVA), que a partir de 2014 sólo se puede hacer de forma telemática.

 

En cuanto a la Seguridad Social, la duda que suele asaltar es si hay que darse de alta como trabajador autónomo, es decir, lo que comúnmente se llama hacerse autónomo, ya que la cuota a pagar supera los 250€ mensuales, por lo que para ciertas cantidades de ingresos supone una cantidad inasumible ya que ello conllevaría pagar más de lo que se gana. Es aquí donde hay que ver quien, según la Ley, debe darse de alta como autónomo:

“Las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.

También será de aplicación esta Ley a los trabajos, realizados de forma habitual, por familiares de las personas definidas en el párrafo anterior que no tengan la condición de trabajadores por cuenta ajena, conforme a lo establecido en el artículo 1.3.e) del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo.”

 

De los dos párrafos anteriores hay una palabra a la que debemos darle la importancia que se merece, ya que de su interpretación depende que uno deba hacerse autónomo o no. Hay sentencias judiciales que establecen que con “habitual” se refieren a la facturación de aquellas cantidades de dinero que superen el salario mínimo interprofesional.

 

Hacerse autónomo …Respuesta de la Seguridad Social (www.seg-social.es)

Habiendo planteado hace un tiempo esta consulta en una delegación de la Seguridad Social, se obtuvo la siguiente respuesta oficial que transcribimos literalmente en su parte más importante:

“Respecto de la obligatoriedad de inclusión de un trabajador en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, se informa que de acuerdo con el artículo 2 del Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, (B.O.E. del 15 de septiembre), regulador del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, “se entenderá como trabajador autónomo aquél que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo”. Ahora bien, para la integración de un trabajador en este régimen de la Seguridad social, se requiere que la actividad laboral realizada tenga entidad suficiente por el tiempo y dedicación efectuado y la contraprestación obtenida, de tal forma que trabajos marginales y de escasa rentabilidad quedan excluidos del Sistema de la Seguridad Social, ahora bien debe matizarse que el montante de la retribución no es un elemento exclusivo ni excluyente del requisito de la habitualidad, sino que es un elemento más a tener en cuenta en el encuadramiento de un trabajador en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, por lo que no es suficiente alegar el importe de lo obtenido, debiendo apreciar otros aspectos, cual es el tiempo de dedicación, experiencia en las actividades efectuadas, características del negocio, etc., de forma que si existe dificultad para llegar a una convicción deberá instarse la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En base a lo indicado y atendiendo al supuesto que se plantea de trabajador autónomo con un rendimiento por su actividad inferior al salario mínimo, siendo que la cuota mínima de Seguridad Social, puede ser superior o muy gravosa respecto al rendimiento económico obtenido, dicho rendimiento debe constituir un elemento a tener en cuenta junto con otros aspectos como los indicados que pueden llevar a concluir la exclusión de dicho trabajador del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, por no reunir los requisitos exigidos por la citada norma.

Finalmente se manifiesta que esta información se presta en virtud del derecho que le asiste de conformidad con el artículo 35.g) de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre (B.O.E. del día 27) de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, advirtiéndole que dicha información no produce más efectos que los puramente ilustrativos y de orientación, no siendo vinculante respecto a la actuación de la Dirección Provincial competente que deberá ser quien dicte la oportuna resolución de encuadramiento”.

 

Como se puede observar, dicha consulta no ofrece una respuesta definitiva y absoluta a la consulta formulada, si bien da las pautas que se tendrán en cuenta en el caso de que haya de formularse una resolución oficial.

 

No obstante, de la respuesta obtenida se puede concluir que si los ingresos rondan los 400€ o 500€ al mes no se debería considerar que se realiza de forma “habitual, personal y directa una actividad económica o profesional a título lucrativo”. Es decir, no hay que hacerse autónomo.

 

Si necesitas que te cumplimenten el Modelo 037 de la AEAT, solicita mis servicios a partir de la página Modelo 036/Modelo 037, te lo realizaré de forma rápida y económica, te garantizo que quedarás satisfecho.






Acaba aquí el artículo Hacerse autónomo para facturar, espero que te haya solventado las dudas que pudieras tener sobre este tema, y recuerda que si quieres recibir más artículos como este, puedes registrarte en el blog, y te iremos enviando los artículos que se vayan publicando de forma automática. Sólo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral.

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad.

Deja un comentario