GASTOS DEDUCIBLES EN EL ALQUILER DE UN INMUEBLE

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Gastos deducibles en el alquiler de un inmueble. Debido a que nos han llegado diversas cuestiones por parte de lectores acerca de este tema, y a que es algo que prometimos hace tiempo en el blog, vamos a aclarar en este artículo cuáles son los gastos que se pueden deducir en el IRPF de los ingresos percibidos por el alquiler de un inmueble.

 Gastos deducibles en el alquiler de un inmueble

GASTOS DEDUCIBLES EN EL ALQUILER DE UN INMUEBLE

Los gastos deducibles en el alquiler de un inmueble son todos aquellos necesarios para obtener el alquiler. Entre otros podemos citar:

  • Los intereses y gastos financieros de los préstamos utilizados para la compra del inmueble o para la realización de mejoras en el mismo.
  • Los gastos de conservación y reparación del inmueble. Entre estos podemos incluir la reparación de averías, la sustitución de instalaciones existentes por otras nuevas (calefacción, caldera…).
  • Los tributos de toda índole que soporta el inmueble. Entre estos los más comunes son el Impuesto sobre Bienes Inmuebles y la Tasa de recogida de basuras. En estos casos son deducibles los recargos soportados de los mismos, por ejemplo el soportado por el retardo en el pago, pero no las sanciones.
  • Los gastos de servicios que soporta el inmueble. Como más habituales podemos citar los de Comunidad de Propietarios, jardinería/piscina y portería.
  • Las primas de los seguros de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales, etc, que cubran el inmueble, así como el que cubra el impago del alquiler.
  • Los que se deriven de los servicios que realice la agencia inmobiliaria a nivel de alquiler del piso, gestión de cobro del alquiler, etc.
  • Servicios y suministros que pague el propietario (agua, luz…)
  • Otros menos comunes que pueden darse como por ejemplo los saldos de dudoso cobro o los gastos jurídicos que se deriven del pago a un abogado que reclame las rentas judicialmente.
  • La amortización de la edificación del inmueble (3%), así como del mobiliario cedido con el mismo (10%). Cabe señalar que las obras de ampliación o mejora del inmueble (por ejemplo realizar la instalación nueva de los equipos de aire acondicionado), que no se consideran obras de conservación y reparación, se deducen a través de estas amortizaciones.

 

Cabe señalar que en la suma de los gastos de intereses y de conservación y reparación no pueden exceder, para cada bien o derecho, de la cuantía de los rendimientos íntegros obtenidos. El exceso se puede deducir en los cuatro años siguientes con el mismo límite.

 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que si el inmueble no se alquila todo el año, los gastos que no se generan exclusivamente por el alquiler del mismo (por ejemplo la prima de seguro que cubre el impago del alquiler), se calculan en función del número de días del año en los que el inmueble esté alquilado. Es decir, si por ejemplo el inmueble se ha alquilado el 75% del año, solo se pueden deducir el 75% de estos gastos.

 

Por último señalar que en ningún caso son deducibles los pagos realizados con motivo de siniestros (incendios, inundaciones, terremotos, etc..) que originen pérdidas patrimoniales.


Hasta aquí el artículo Gastos deducibles en el alquiler de un inmueble, esperamos que te haya sido de utilidad. Para recibir más artículos como éste, regístrate en el blog y te iremos enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y conocidos en redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional sobre éste u otros temas puedes solicitar nuestros SERVICIOS, o bien coméntanos tu caso o consulta a través de la página de CONTACTO.

Minimizaremos tu factura fiscal y aumentaremos tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada. Solicita sin compromiso tu PRESUPUESTO GRATUITO.

NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO.

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad, Inmobiliaria.

2 Comments

  1. Supongamos que se debe sustituir la lavadora del piso alquilado. ¿Su coste es gasto deducible (gasto de reparación y conservación) o bien será mobiliario a amortizar en 10 años?.

    • Hola Gerardo,

      En mi criterio yo la consideraría mobiliario a amortizar, ya que entiendo que no es un elemento que se considere indisociable del piso, es decir, la lavadora llegado el momento puedo sacarla de ese piso y ponerla en otro sin más problema que el propio traslado, mientras que esto en condiciones normales no sucede con la caldera o la puerta de seguridad del piso por ejemplo.

      Un saludo,
      Carlos Jiménez

Deja un comentario