ELIMINACIÓN DE LOS COEFICIENTES DE ABATIMIENTO. EJEMPLO NUMÉRICO

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Eliminación de los Coeficientes de Abatimiento. ¿Qué hago con las acciones antiguas?. El anuncio de los detalles de la reforma fiscal realizado por el Gobierno hace unas fechas, donde se comunicaba la desaparición de los coeficientes de abatimiento, (de los cuales hemos publicado estos dos artículos anteriormente explicando su funcionamiento, http://www.misfinanzasytudinero.com/coeficientes-de-abatimiento-i/ y http://www.misfinanzasytudinero.com/coeficientes-de-abatimiento-y-ii/) ha obligado a muchas personas a replantearse su planificación fiscal, ya que en determinados casos esta desaparición de los coeficientes de abatimiento puede suponer diferencias notables de tributación en función de cuando se realicen determinadas transacciones, lo que supone que haya que tomar decisiones que a priori puede parecer que carezcan de sentido. Vamos a ver un ejemplo de esto para el caso de acciones.

 

eliminación de los coeficientes de abatimiento

 

Eliminación de los Coeficientes de Abatimiento. Ejemplo numérico

Supongamos que disponemos de 1.000 acciones de la empresa A, compradas en el año 1991 o con anterioridad al mismo, a un precio de 999 pesetas de las de entonces o 6€ de los de ahora, que con el paso de los años se han revalorizado, y a fecha de hoy (cualquier día de 2014) tienen un precio de mercado de 18€ (esta revalorización que puede parecer tan extrema no es un caso raro, tan solo hace falta hacer una pequeña consulta de la evolución histórica de la cotización de las acciones de las compañías que integran el IBEX 35 para darse cuenta que hay bastantes casos así), y que, vista la buena evolución del mercado que se espera en los próximos dos años en función de lo que avanzan los analistas y los indicadores económicos, queremos vender una vez la acción alcance los 22€, lo que podemos suponer que ocurrirá a finales del 2015 o principios del 2016.

 

Pues bien, teniendo en cuenta que si vendiéramos las acciones a fecha de hoy nuestra tributación sería cero una vez aplicados los coeficientes de abatimiento, pero que esto no será así a partir del 2015, vamos que ver que podemos hacer para minimizar al máximo esta tributación.

 

Comenzaremos viendo en primer lugar que tendremos que tributar si no hacemos nada y nos limitamos a dejar que pase el tiempo y vendemos nuestras acciones a finales del 2015 o principios del 2016.

 

En este caso la ganancia patrimonial que tendremos será la siguiente:

-Coste adquisición acciones: 6€ x 1.000 acciones = 6.000€
-Costes asociados a la adquisición de las acciones (suponemos el 1% del valor de compra): 6.000€ x 1% = 60€
-COSTE TOTAL COMPRA = 6.060€
-Dinero obtenido por la venta de las acciones: 22€ x 1.000 acciones = 22.000€
-Costes asociados a la venta de las acciones (suponemos el 1% del valor de venta): 22.000€ x 1% = 220€
-DINERO TOTAL OBTENIDO CON LA VENTA = 21.780€

-GANANCIA PATRIMONIAL A TRIBUTAR: 21.780€ – 6.060€ = 15.720€

 

Ganancia que según lo anunciado por el gobierno en cuanto a los tipos del ahorro, en el 2015 supondría una tributación de:
– Los primeros 6.000€ al 20%, lo que supone 6.000€ x 20% = 1.200€
– El resto hasta los 24.000€ al 22%, lo que supone 9.720€ x 22% = 2.138,40€
Haciendo un total de 3.338,40€

Y en el 2016:
– Los primeros 6.000€ al 19%, lo que supone 6.000€ x 19% = 1.140€
– El resto hasta los 24.000€ al 21%, lo que supone 9.720€ x 21% = 2.040,20€
Haciendo un total de 3.180,20€, es decir, 158,20€ menos que en el 2015.

 

El rendimiento neto obtenido en cada uno de los dos años sería:
-2015: 21.780€ (Venta) – 6.060€ (Coste compra) – 3.338,40€ (Tributación) = 12.381,60€
-2016: 21.780€ (Venta) – 6.060€ (Coste compra) – 3.180,20€ (Tributación) = 12.539,80€

 

Una vez con estos datos vamos a ver que podemos hacer para atacar esto y minimizar esta factura fiscal.

 

Sabiendo que en el 2014 la tributación por la venta de estas acciones sería cero, lo que podemos hacer es vender las mismas (supondremos que a 18€, 18€ x 1.000 = 18.000€), volviéndolas a comprar transcurridos dos meses (debemos dejar transcurrir este tiempo que es el mínimo especificado legalmente para considerarlas nuevas acciones), asumiendo el riesgo que durante ese periodo puedan subir un determinado valor, pero consiguiendo de esta manera que el coste de adquisición a tener en cuenta a la hora de realizar la venta de las mismas en el 2015 o 2016 fueran no los 6€ iniciales, sino el valor de compra transcurridos esos dos meses. Para ponernos en un peor escenario de rentabilidad, supondremos que el valor de las mismas se ha elevado 1€ durante ese tiempo de dos meses (cosa que por otra parte estaría por ver, lo lógico y normal es que fuera menos), o lo que es lo mismo, que hemos perdido 1.000€ de rentabilidad, de tal manera que el coste de “recompra” sería de 19.000€, ya que 19€ x 1.000 = 19.000€.

 

Veamos pues, cual sería en este escenario la cantidad económica a tributar y la rentabilidad neta obtenida con las acciones desde el principio.

-Coste inicial adquisición acciones: 6€ x 1.000 acciones = 6.000€
-Costes asociados a la adquisición inicial de las acciones (1% valor de compra): 6.000€ x 1% = 60€
-COSTE TOTAL COMPRA = 6.060€
-Dinero obtenido por la venta de las acciones: 18€ x 1.000 acciones = 18.000€
-Costes asociados a la venta de las acciones (1% valor de venta): 18.000€ x 1% = 180€
-DINERO TOTAL OBTENIDO CON LA VENTA = 17.820€

-GANANCIA PATRIMONIAL EXENTA DE TRIBUTACIÓN EN BASE A LA APLICACIÓN DE LOS COEFICIENTES DE ABATIMIENTO: 17.820€ – 6.060€ = 11.760€

 

-Coste re-adquisición acciones: 19€ x 1.000 acciones = 19.000€
-Costes asociados a la re-adquisición de las acciones (1% valor de compra): 19.000€ x 1% = 190€
-COSTE TOTAL COMPRA = 19.190€
-Dinero obtenido por la venta de las acciones: 22€ x 1.000 acciones = 22.000€
-Costes asociados a la venta de las acciones (1% valor de venta): 22.000€ x 1% = 220€
-DINERO TOTAL OBTENIDO CON LA VENTA = 21.780€

-GANANCIA PATRIMONIAL A TRIBUTAR TRAS LA RE-ADQUISICIÓN DE LAS ACCIONES: 21.780€ – 19.190€ = 2.590€

 

Ganancia que según lo anunciado por el gobierno en cuanto a los tipos del ahorro, en el 2015 supondría una tributación de:
– Los primeros 6.000€ al 20%, lo que supone 2.590€ x 20% = 518€

Y en el 2016:
– Los primeros 6.000€ al 19%, lo que supone 2.590€ x 19% = 492,1€

Es decir, 25,90€ menos que en el 2015.

 

El rendimiento neto obtenido en cada uno de los dos años sería:
-2015: 21.780€ (Segunda venta) – 19.190€ (Coste segunda compra) + 17.820€ (Primera venta) – 6.060€ (Coste primera compra) – 518€ (Tributación) = 13.832€
-2016: 21.780€ (Segunda venta) – 19.190€ (Coste segunda compra) + 17.820€ (Primera venta) – 6.060€ (Coste primera compra) – 492,10€ (Tributación) = 13.857,90€

 

Es decir, y en resumen, actuando de esta manera que puede parecer bastante más agresiva y arriesgada, a pesar de considerar que entre la primera venta y la segunda compra las acciones subirán 1€ (que lo normal es que fuera menos), y que tenemos el doble de gastos por comisiones de compra-venta (que en función de donde tengamos la cartera de valores este gasto total puede ser menor que el especificado aquí), el rendimiento es superior respecto al primer caso en las siguientes cantidades en términos absolutos:

-2015: 13.832€ – 12.381,60€ = 1450,40€
-2016: 13.857,90€ – 12.539,80€ = 1.318,10€

Que son unas cantidades que suponen, respecto al rendimiento obtenido en el primer caso, un 11,71% y un 10,51% más respectivamente en términos porcentuales.






Hasta aquí el artículo Eliminación de los Coeficientes de Abatimiento. ¿Qué hago con las acciones antiguas?“, espero que te haya sido de utilidad. Para recibir más artículos como este, regístrate en el blog y te iré enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y conocidos en redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional puedes solicitar mis servicios a través de la página de CONTACTO. Minimizaré tu factura fiscal y aumentaré tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada y a un precio muy razonable. NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO!!!

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad, Inversión, Mercados Financieros.

Deja un comentario