DIVIDENDOS IBEX 35 ¿MEJOR EN EFECTIVO O EN ACCIONES?

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dividendos IBEX 35 ¿mejor en efectivo o en acciones?. Tras el artículo que publicamos hace ya unos días comparando la rentabilidad obtenida vía el alquiler con la obtenida vía dividendos, presentamos hoy este artículo donde comparamos la rentabilidad obtenida cobrando los dividendos en efectivo o en acciones.


En los últimos años muchas compañías (entre ellas Iberdrola, Banco de Santander, BBVA…) han optado por realizar el pago de todos o parte de sus dividendos a través de la fórmula de “Scrip Dividends”, que consiste en que el pago de dichos dividendos pueda ser recibido por parte de los accionistas en acciones. Esta fórmula de pago es beneficiosa para las compañías, ya que les permite retener parte del efectivo del que disponen, lo cual en esta época en que es difícil obtener financiación les posibilita bien emprender nuevos proyectos sin necesidad de acudir a los mercados financieros, o bien amortizar la deuda ya existente, que en algunos de los casos es muy elevada.

 

dividendos-ibex-35




Ya que como pequeños accionistas poco podemos hacer a la hora de decidir o no que se aplique esta fórmula de pago, vamos a ver en este artículo cual de las dos posibilidades proporciona una mayor rentabilidad al accionista.

 

Dividendos IBEX 35 a analizar: Iberdrola y Banco Santander

Teniendo en cuenta que el interés de este artículo reside exclusivamente en ver cual de las dos opciones de cobro es la mejor para el accionista, carece de mayor importancia el periodo elegido para el cálculo, así cómo el incremento o decremento experimentado por las acciones elegidas, si bien especificaremos ambas cosas para que el lector pueda comprobar si lo desea que se trata de un estudio realizado con valores reales.

Realizaremos el análisis con dos de las empresas que ofrecen esta posibilidad de cobro de los dividendos en efectivo o en acciones, como son Iberdrola, que la aplica desde junio del 2010, y Banco Santander, que lo hace desde enero del 2011, si bien los resultados que obtengamos se pueden extrapolar a cualquier otra compañía.

Comenzamos dicho análisis en fecha 1/6/2010, momento en el cual suponemos que disponemos de 5.000 acciones de cada una de las dos compañías, cuya cotización en esa fecha era de 5,37€ para las acciones de Iberdrola y de 8,202€ para las acciones del Banco de Santander (para un nivel del IBEX 35 de 9.352 puntos), y lo acabamos el 1/10/2013, con una cotización por acción para las mismas de 4,348€ y de 6,164€ respectivamente (para un nivel del IBEX 35 de 9.341 puntos).


El estudio a lo largo de estos 40 meses arroja los siguientes resultados:

 

Empezaremos por la eléctrica Iberdrola. El coste de compra de estas acciones, obviando los costes de comisiones, corretaje y cánones de bolsa es de 26.850€. En estos 40 meses la eléctrica ha repartido los siguientes dividendos (adjuntamos el valor en efectivo y el número de derechos para obtener una nueva acción procedente de la ampliación liberada originada por su programa dividendo elección).

12/6/2010     Una acción por cada 26 derechos o 0,19€ de dividendo por acción
3/12/2010     Una acción por cada 36 derechos o 0,15€ de dividendo por acción
13/7/2011     0,03€ de dividendo por acción
13/7/2011     Una acción por cada 38 derechos o 0,156€ de dividendo por acción
3/1/2012       Una acción por cada 32 derechos o 0,146€ de dividendo por acción
4/7/2012       0,03€ de dividendo por acción
4/7/2012       Una acción por cada 21 derechos o 0,16€ de dividendo por acción
3/1/2013       Una acción por cada 28 derechos o 0,143€ de dividendo por acción
3/7/2013       0,03€ de dividendo por acción
3/7/2013       Una acción por cada 30 derechos o 0,13€ de dividendo por acción

 

Acudiendo a las ampliaciones de capital siempre que sea posible, obtenemos los siguientes resultados (cabe señalar que siempre se redondearán las acciones percibidas al número entero inferior más próximo y se desprecia lo recibido por la venta de los derechos sobrantes). Igualmente en el cobro de dividendos no se tienen en cuenta las comisiones que cobran las agencias de bolsa.

12/6/2010      Se obtienen 192 acciones (5.000/26). En total tendremos 5.192 acciones
3/12/2010      Se obtienen 144 acciones (5.192/36). En total tendremos 5.336 acciones
13/7/2011      Se obtienen 160,08€ de dividendos en efectivo (5.336 x 0,03 € por acción)
13/7/2011      Se obtienen 140 acciones (5.336/38). En total tendremos 5.476 acciones
3/1/2012        Se obtienen 171 acciones (5.476/32). En total tendremos 5.647 acciones
4/7/2012        Se obtienen 169,41€ de dividendos en efectivo (5.476 x 0,03 € por acción)
4/7/2012        Se obtienen 268 acciones (5.647/21). En total tendremos 5.915 acciones
3/1/2013        Se obtienen 211 acciones (5.915/28). En total tendremos 6.126 acciones
3/7/2013        Se obtienen 183,78€ de dividendos en efectivo (6.126 x 0,03 € por acción)
3/7/2013        Se obtienen 204 acciones (6.126/30). En total tendremos 6.330 acciones

Por tanto, al final del periodo se disponen de 6.330 acciones (un 26,6% más que al principio), y hemos cobrado un total de 513’27€ en dividendos, que sobre el coste inicial supone una rentabilidad adicional del 1,91%, y que hace que el incremento total sea del 28,51%. Suponiendo que tanto en los dividendos cobrados como cuando se produzca la liquidación del total de las acciones se aplica el 21% de retención, y que éste coincide con nuestro coste fiscal, el rendimiento final que nos queda sobre el coste inicial es igual al 22,52%.

 

Por otra parte, cobrando los dividendos siempre en efectivo obtenemos:

12/6/2010     Se obtienen 950€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,19 € por acción)
3/12/2010     Se obtienen 750€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,15 € por acción)
13/7/2011     Se obtienen 150€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,03 € por acción)
13/7/2011     Se obtienen 780€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,156 € por acción)
3/1/2012       Se obtienen 730€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,146 € por acción)
4/7/2012       Se obtienen 150€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,03 € por acción)
4/7/2012       Se obtienen 800€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,16 € por acción)
3/1/2013       Se obtienen 715€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,143 € por acción)
3/7/2013       Se obtienen 150€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,03 € por acción)
3/7/2013       Se obtienen 650€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,13 € por acción)

Lo que supone que al final hayamos cobrado 5.825€ en dividendos, cantidad que restándole la retención correspondiente del 21% (que suponemos también que es el coste fiscal que tenemos) queda en 4.601,75€.

En este caso de cobro en efectivo, y para realizar una comparativa lo más análoga posible al caso de cobro en acciones, vamos a suponer que el rendimiento total obtenido en efectivo lo invertimos en un depósito a plazo fijo desde el momento de su cobro, lo que es igual que suponer que ponemos la cantidad total cobrada en efectivo, a plazo fijo durante 20 meses (periodo medio de permanencia del dinero cobrado como dividendos en efectivo en el plazo fijo). El tipo de interés obtenido durante este tiempo es igual al 4,8% anual, o lo que es lo mismo, el 8% durante el total de los 20 meses. Este 8% sobre los 4.601,75€ supone otros 368,14€ adicionales, para un total de 4.969,89€, lo que da un 18,51% acumulado respecto al coste inicial.

 

A continuación haremos el mismo ejercicio anterior para el Banco de Santander.

El coste de compra de las acciones, obviando los costes de comisiones, corretaje y cánones de bolsa es de 41.010€. En estos 40 meses la entidad financiera ha repartido los siguientes dividendos (al igual que antes adjuntamos el valor en efectivo y el número de derechos para obtener una nueva acción procedente de la ampliación liberada originada por el programa dividendo elección).

1/8/2010        0,14€ de dividendo por acción
15/10/2010    0,12€ de dividendo por acción
17/1/2011      Una acción por cada 65 derechos o 0,117€ de dividendo por acción
1/5/2011        0,229€ de dividendo por acción
1/8/2011        0,135€ de dividendo por acción
17/10/2011    Una acción por cada 49 derechos o 0,126€ de dividendo por acción
16/1/2012      Una acción por cada 46 derechos o 0,119€ de dividendo por acción
13/4/2012      Una acción por cada 24 derechos o 0,22€ de dividendo por acción
13/7/2012      Una acción por cada 32 derechos o 0,152€ de dividendo por acción
17/10/2012    Una acción por cada 38 derechos o 0,150€ de dividendo por acción
15/1/2013      Una acción por cada 41 derechos o 0,152€ de dividendo por acción
12/4/2013      Una acción por cada 34 derechos o 0,150€ de dividendo por acción
15/7/2013      Una acción por cada 33 derechos o 0,150€ de dividendo por acción

 

Acudiendo a las ampliaciones de capital siempre que sea posible, obtenemos los siguientes resultados (cabe señalar que siempre se redondeará al número entero inferior más próximo y se desprecia lo recibido por la venta de los derechos sobrantes). Igualmente en el cobro de dividendos no se tienen en cuenta las comisiones que cobran las agencias de bolsa.

1/8/2010       Se obtienen 700€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,14 € por acción)
15/10/2010   Se obtienen 600€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,12 € por acción)
17/1/2011     Se obtienen 76 acciones (5.000/65). En total tendremos 5.076 acciones
1/5/2011   Se obtienen 1.162,04€ de dividendos en efectivo (5.076 x 0,229 € por acción)
1/8/2011       Se obtienen 685,26€ de dividendos en efectivo (5.076 x 0,135 € por acción)
17/10/2011   Se obtienen 103 acciones (5.076/49). En total tendremos 5.179 acciones
16/1/2012     Se obtienen 112 acciones (5.179/46). En total tendremos 5.291 acciones
13/4/2012     Se obtienen 220 acciones (5.291/24). En total tendremos 5.511 acciones
13/7/2012     Se obtienen 172 acciones (5.511/32). En total tendremos 5.683 acciones
17/10/2012   Se obtienen 149 acciones (5.683/38). En total tendremos 5.832 acciones
15/1/2013      Se obtienen 142 acciones (5.832/41). En total tendremos 5.974 acciones
12/4/2013      Se obtienen 175 acciones (5.974/34). En total tendremos 6.149 acciones
15/7/2013      Se obtienen 186 acciones (6.149/33). En total tendremos 6.335 acciones

Por tanto, al final del periodo se disponen de 6.335 acciones (un 26,7% más de acciones que al principio), y hemos cobrado un total de 3.147,66€ en dividendos, que sobre el coste inicial supone una rentabilidad adicional del 7,67%, y que hace que el incremento total sea del 34,37%. Suponiendo que tanto en los dividendos cobrados como cuando se produzca la liquidación del total de las acciones se aplica el 21% de retención, y que éste coincide con nuestro coste fiscal, el rendimiento final que nos queda sobre el coste inicial es igual al 27,15%.

 

Por otra parte, cobrando los dividendos siempre en efectivo obtenemos:

1/8/2010       Se obtienen 700€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,14 € por acción)
15/10/2010   Se obtienen 600€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,12 € por acción)
17/1/2011     Se obtienen 585€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,117 € por acción)
1/5/2011       Se obtienen 1.145€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,229 € por acción)
1/8/2011       Se obtienen 675€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,135 € por acción)
17/10/2011   Se obtienen 630€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,126 € por acción)
16/1/2012     Se obtienen 595€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,119 € por acción)
13/4/2012     Se obtienen 1.100€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,22 € por acción)
13/7/2012     Se obtienen 760€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,152 € por acción)
17/10/2012   Se obtienen 750€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,150 € por acción)
15/1/2013     Se obtienen 760€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,152 € por acción)
12/4/2013     Se obtienen 750€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,150 € por acción)
15/7/2013     Se obtienen 750€ de dividendos en efectivo (5.000 x 0,150 € por acción)

Lo que supone que al final hayamos cobrado 9.800€ en dividendos, cantidad que restándole la retención correspondiente del 21% (que suponemos también que es el coste fiscal que tenemos) queda en 7.742€.

Igual que anteriormente, en este caso de cobro en efectivo, y para realizar una comparativa lo más análoga posible al caso de cobro en acciones, vamos a suponer que el rendimiento total obtenido en efectivo lo invertimos en un depósito a plazo fijo desde el momento de su cobro, lo que es igual que suponer que ponemos la cantidad total cobrada en efectivo, a plazo fijo durante 20 meses (periodo medio de permanencia del dinero cobrado como dividendos en efectivo en plazo fijo). El tipo de interés obtenido durante este tiempo es igual al 4,8% anual, o lo que es lo mismo, el 8% durante el total de los 20 meses. Este 8% sobre los 7.742€ supone otros 619,36€ adicionales, para un total de 8.361,36€, lo que da un 20,39% acumulado respecto al coste inicial.

 

Dividendos IBEX 35 ¿mejor en efectivo o en acciones?. Conclusiones

Una vez calculados estos resultados podemos concluir que la mejor opción de las dos es el cobro en acciones, ya que es en la que se ha obtenido una rentabilidad acumulada mayor en ambos casos (22,52% respecto a un 18,51% en el caso de Iberdrola y 27,15% respecto a un 20,39% en el caso de Banco Santander), lo que supone más de un 4% y de un 6,5% respectivamente en términos absolutos y más de un 21,5% y de un 33% en términos relativos. Esta mayor rentabilidad viene dada por el ahorro fiscal inmediato obtenido al diferir los impuestos hasta el momento de venta de las acciones obtenidas como pago de dividendos, lo que supone que se haya obtenido rentabilidad de esa cantidad que deberíamos haber pagado de impuestos en el momento de su cobro si éste hubiera sido en efectivo.

Esta fórmula no obstante no es gratuita para el accionista, puesto que al beneficio económico que acabamos de demostrar, hay que contraponerle el efecto negativo que conlleva para el mismo la dilución de la acción que tiene lugar (y que se produce independientemente de que se cobren los dividendos en dinero o en acciones), cuestión ésta que explicaremos en detalle en otro artículo posterior.






Hasta aquí el artículo Dividendos IBEX 35 ¿mejor en efectivo o en acciones?, espero que te haya sido de utilidad. Para recibir más artículos como este, regístrate en el blog y te iré enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y conocidos en redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional puedes solicitar mis servicios a través de la página de CONTACTO. Minimizaré tu factura fiscal y aumentaré tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada y a un precio muy razonable. NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO!!!

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Mercados Financieros.

One Comment

Deja un comentario