DEDUCCIÓN VIVIENDA HABITUAL

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deducción vivienda habitual. Me han llegado durante estos últimos días un par de consultas alrededor de las posibilidades de deducción por adquisición de vivienda habitual para la declaración de IRPF del 2013 y posteriores, en las que se me plantean dos casos en los que pueden encontrarse otros contribuyentes y a los que vamos a intentar dar respuesta en este artículo. Recordar que en otro artículo anterior ya tratamos la deducción de vivienda habitual, si bien en ese caso relacionada con la rehabilitación de vivienda habitual.

 

Deducción vivienda habitual


En primer lugar decir que para la contestación de estas consultas partiremos de lo dispuesto en la disposición transitoria decimoctava de la LIRPF
“Deducción por inversión en vivienda habitual”, que es donde se regula el cambio normativo que ha habido sobre esta deducción, y donde textualmente se dispone acerca de la adquisición de vivienda habitual que,

“Podrán aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2013 o satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma.

En todo caso, resultará necesario que el contribuyente hubiera practicado la deducción por inversión en vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas para la adquisición o construcción de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2013”

 

Deducción vivienda habitual en caso de compra entre cónyuges separados

La primera consulta versa sobre las posibilidades de deducción en el caso de que posteriormente a la separación matrimonial, el cónyuge que habita la que fue la vivienda conyugal, decida comprar al otro la parte de la vivienda de éste.

 

Nos referiremos aquí a la consulta vinculante V1949-13 de la DGT, en la cual se da respuesta a una consulta similar a la planteada y donde, haciendo referencia a la disposición transitoria decimoctava de la LIRPF mencionada anteriormente se expone que:

“…de adquirir la citada parte indivisa con anterioridad a 1 de enero de 2013 y siempre y cuando llegue a practicar en base a ello la deducción en el ejercicio 2012, le será de aplicación el régimen transitorio, teniendo derecho a continuar practicado la deducción a partir de 1 de enero de 2013 por las cantidades que satisfaga en cada ejercicio.”

 

Es decir, el contribuyente que haya comprado la parte de su excónyuge de su vivienda habitual y haya practicado la deducción por la compra de esa parte de la vivienda en un periodo devengado con anterioridad al 1 de enero de 2013, sí que podrá practicarse la deducción. Ahora bien, de no haber realizado deducción por esa compra de la parte indivisa de su excónyuge en un periodo anterior, o bien de realizarse esa adquisición durante el año 2013 (y por tanto no haber podido deducírsela anteriormente), no tendrá derecho a practicar la deducción por la parte comprada, si bien sí la podrá seguir realizando por la parte de la que ya era titular.

 

Deducción vivienda habitual sin haber podido deducir en periodos anteriores

Esta segunda consulta se refiere al caso de una persona que, siendo propietaria de su vivienda habitual adquirida mediante hipoteca con anterioridad al 1 de enero de 2013, no había podido desgravar por ella porque durante los años anteriores al 2013 no había realizado la declaración de IRPF, por una parte al no estar obligada a ello y por otra porque no se le había retenido nada por diferentes motivos (situación que se puede dar por ejemplo porque el dinero que se percibe procede de una beca de trabajo) y por tanto de haberla realizado no hubiera obtenido devolución alguna procedente de la desgravación de vivienda.

 

En este caso, y teniendo en cuenta la disposición transitoria de la LIRPF mencionada anteriormente, a priori no se tendría derecho a practicar la deducción. Ahora bien, en este caso la deducción no se ha practicado anteriormente…pero porque de haberse producido el resultado hubiera sido cero, ya que la retención había sido cero. No obstante lo anterior, en el 2012 esa era la vivienda habitual del contribuyente, de tal manera que nos encontramos aquí en un caso dudoso. Vamos a ver como debemos actuar en este tipo de casos.

 

De practicar la deducción en la declaración del 2013, es muy posible que Hacienda llame la atención al contribuyente, por lo que para curarse en salud, lo más adecuado es actuar de la siguiente forma:

- Realizar y entregar la declaración de IRPF del 2013 sin practicar la deducción de vivienda habitual

- Realizar una consulta a la DGT planteando este caso (han de contestar en un máximo de 6 meses). Una vez se tenga la respuesta de la DGT, si no se puede practicar la deducción, se habrá realizado la declaración correctamente y no podrán sancionarnos, y si en cambio sí se puede practicar la deducción, se puede realizar la reclamación correspondiente ante la hacienda pública para que procedan al pago correspondiente. Haciéndolo de esta manera aseguramos que en ningún caso la hacienda pública pueda sancionarnos.






Hasta aquí el artículo Deducción vivienda habitual, espero que te haya sido de utilidad. Para recibir más artículos como este, regístrate en el blog y te iré enviando de forma automática los que se vayan publicando. Solo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral. Igualmente, si crees que este blog puede ayudar a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y conocidos en redes sociales.

 

Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional puedes solicitar mis servicios a través de la página de CONTACTO. Minimizaré tu factura fiscal y aumentaré tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada y a un precio muy razonable. NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO!!!

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Fiscalidad, Inmobiliaria.

Deja un comentario