AHORRAR COMISIONES BANCARIAS ¿CÓMO CONSEGUIRLO?

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Ahorrar comisiones bancarias ¿Cómo conseguirlo? Estás harto de pagar comisiones bancarias? Consideras las comisiones bancarias un auténtico contrasentido, ya que crees que es un abuso que dejes tu dinero a una entidad financiera para que ella lo rentabilice en su favor, y que encima te cobre por ello? Has ido a la oficina de tu entidad financiera y se han negado a quitártelas a no ser que les contrates éste o aquel producto? No entiendes porque si las comisiones bancarias estan reguladas por el Banco de España (www.bde.es) éstas son tan elevadas?? En resumen, quieres ahorrar comisiones bancarias y no sabes como hacerlo?

 

Ahorrar comisiones bancarias

 

Pues hoy vamos a ver un ejemplo de lo que puede llegar a cobrar en comisiones bancarias una de las entidades de las denominadas tradicionales (no te asustes por los resultados, seguro que no te esperas que sea tanto…es lo que tiene cobrarlas poco a poco), así como comprobar el ahorro anual que te puede suponer trabajar con un banco online en lugar de con un banco tradicional. Las dos entidades elegidas para la comparativa lo han sido en base a su representatividad entre ambos tipos de banca estudiados (online y tradicional), pero se puede realizar el mismo ejercicio con otras entidades pertenecientes a ambos tipos, los resultados no se alejarán demasiado de los obtenidos aquí.

 

AHORRAR COMISIONES BANCARIAS. ANTECEDENTES

En primer lugar comentar al respecto de las comisiones bancarias que igual que tú se encuentra la gran mayoría de la población de este país, impotentes ante una situación de la que creen que no pueden escapar y ante la cual lo único que hacen es resignarse o “pasar por el tubo” cumpliendo ciertas condiciones y obligaciones más o menos severas (contratación de éste o aquel producto) dependiendo de la entidad, para obtener una mínima rebaja de esas comisiones (típicamente la de mantenimiento de la cuenta y la de la tarjeta de crédito, de la cual por cierto la entidad obtiene comisiones por el gasto que realices), pero en ningún caso la totalidad de ellas. Con estas mínimas rebajas en las comisiones al contratar un producto, lo que se persigue es convertir al cliente en “cautivo”, ya que la vinculación con la entidad será aún mayor, además de que tendrán que seguir pagando comisiones desproporcionadas bien sea por realizar transferencias, por la custodia de valores, por la compra y venta de acciones, por el cobro de dividendos, por la suscripción de acciones en las ampliaciones de capital, por la gestión y el depósito del capital invertido en el fondo de inversión o el plan de pensiones,….sigo???

 

Seguramente te dirán que algunas de estas comisiones no te las aplican ellos….y es cierto…te las aplica la sociedad de su grupo bancario que actúa como agencia de valores, gestora del fondo de inversión o plan de pensiones, etc…pero a efectos prácticos es una comisión que te cobran a tí y que se la pagues a “juanito” o a su hermano “pepito”, va a parar a la entidad financiera.

 

Si realizas un “scouting” de mercado entre diferentes entidades para ver cual es la “menos comisionista”, llegarás a la conclusión que solo hay dos vías de despreocuparte de las comisiones, la primera es tener mucho dinero, y la segunda acceder a un banco online.

 

En este sentido, como “trabajo de campo” del artículo de hoy y para que veas como ahorrar comisiones bancarias, vamos a hacer una comparativa de las comisiones anuales que hubieran cobrado en el 2013 (la situación no ha variado en el 2014) a un cliente medio, de acuerdo a las tarifas publicadas por las entidades objeto de la comparativa y aplicables durante ese año 2013. La comparativa se realiza entre una entidad de banca tradicional de las consideradas importantes de este país, La Caixa, y una de banca online, ING.

Antes de entrar en el detalle de la comparativa, y para desterrar determinados mitos urbanos instaurados principalmente por los propios empleados de las entidades de banca tradicional con el objeto de crear un escenario de miedo y evitar la pérdida de clientes hacia la banca online, aclarar varias cosas:

1)      Los empleados de la banca tradicional son parte interesada, ya que si su entidad pierde clientes hacia la banca online y ellos tienen cada vez menos negocio, su parte de sueldo de “bonus” por objetivos se reducirá drásticamente y puede darse el caso de que tal y como están las cosas incluso lleguen a perder su puesto de trabajo.

2)      Por lo que se refiere a la entidad en sí, decir que muchos de los bancos tradicionales tienen su “versión online”, por ejemplo Openbank es el banco online del Banco de Santander, por lo que en cualquier caso ambos son igual de seguros o de fiables.

3)      Por lo que respecta a la seguridad de las operaciones por Internet, todas las entidades de banca tradicional tienen su portal online (su página web) para que los clientes puedan acceder a sus cuentas y operar con ellas, lo cual les ahorra gran cantidad de trabajo.  Ah…por cierto, algunas de estas entidades “tradicionales” cobran también una determinada comisión no precisamente pequeña si se sobrepasa un determinado número de accesos al mes a su portal online… Una de estas entidades que cobra si utilizas su portal más de un determinado número de veces al mes es precisamente La Caixa (si no te lo crees dale al enlace pequeñito que han puesto al final de su portal que dice “tarifas e información de interés”, léete el apartado de tarifas y comisiones y verás como no miento.

 

AHORRAR COMISIONES BANCARIAS. COMPARATIVA NUMÉRICA

Bien, pasamos pues a nuestra comparativa. Vamos a suponer para nuestro estudio el caso de una pareja de entre 30 y 40 años, que tienen una nómina mensual de 1.100€ cada uno, la cual tienen domiciliada en una cuenta corriente de la entidad en cuestión. En dicha cuenta corriente disponen de un saldo medio de 5.000€, tienen domiciliados 5 recibos y asociada una tarjeta de crédito para cada uno. Igualmente, disponen en la entidad de una cuenta de valores donde tienen depositadas acciones de dos empresas del IBEX35 con un valor medio anual de 15.000€ entre las dos (7.500€ en cada una), y en una de las gestoras de planes de pensiones de la misma entidad, ella dispone de un plan de pensiones con un saldo medio anual de 5.000€.

 

Suponemos también que durante el año compran acciones de las dos compañías de las que ya son accionistas (1.000 € de cada una, realizando una compra durante el primer semestre y otra en el segundo).

 

Además, estas compañías tienen la siguiente política de dividendos:

Compañía A): Reparte dividendos dos veces al año en efectivo (250 € cada vez para nuestro caso)

Compañía B): Reparte dividendos cuatro veces al año, dos obligatoriamente en efectivo y dos pudiéndose acoger a una ampliación de capital liberada (que es la opción que realiza nuestra pareja). La cantidad de dinero recibida en efectivo o el valor de las acciones recibidas en cada una de las cuatro ocasiones asciende a 125€ cada vez.

 

De acuerdo a la situación anterior de la pareja del ejemplo, los resultados que se obtienen son los siguientes:

 

Cuenta corriente:

La Caixa – Suponemos que han contratado la cuenta cero, en la cual la entidad no te cobra el mantenimiento y administración de la cuenta si domicilias la nómina como es el caso que nos ocupa

ING – Contratan la cuenta nómina, la cual, al igual que en el caso de La Caixa, no te cobran el mantenimiento y administración de la cuenta siempre y cuando tengas domiciliada la nómina. Igualmente, aquí tienen contratada la cuenta naranja, también libre de comisiones, a la cual han trasladado 3.000€ de los 5.000€ que tienen, dejando 2.000€ en la cuenta nómina para los gastos corrientes. El dinero depositado en la cuenta naranja les proporciona una rentabilidad del 1% T.A.E. lo que les supone unos intereses pagaderos mensualmente de unos 2,5€ brutos, o lo que es lo mismo, 1,98€ netos una vez descontada la retención fiscal. Esto supone anualmente una cantidad a su favor de 30€ brutos o 23,76€ netos.

 

Tarjetas de crédito/débito

La Caixa – Les cobra por su tarjeta de crédito Visa de liquidación mensual 43€ por la primera y 28€ por la segunda, lo que hace un total de 71€

ING – No les cobra nada por ninguna de las dos tarjetas de crédito, ya que estas entran dentro de las condiciones existentes al contratar la cuenta nómina

 

Custodia de Valores

La Caixa – Les cobra por la custodia de valores el 0,10% semestralmente sobre el saldo medio efectivo del semestre (7.500€ en cada valor), con un mínimo de 5€ por cada valor, lo que supone en su caso un total de: 0,1% x 7.500€ x 2semestres/año = 15€ por valor, coste al cual hay que sumarle el IVA del 21%, lo que hace que el coste total ascienda a 18,15€ por valor, o lo que es lo mismo 36,30€ anuales en total.

ING – No les cobra nada por la custodia de valores, ya que han realizado una compra semestral de acciones.

 

Compra de acciones (Aquí no se consideran los cánones de bolsa, ya que estos dependen de la bolsa y son iguales en ambos casos)

La Caixa – Les cobra un 0,35% sobre el efectivo (1.000€) por la recepción de órdenes, transmisión y liquidación con un mínimo de 6,75€ por operación, y un 0,25% sobre el efectivo por la ejecución (corretaje) con un mínimo también de 6,75€ por operación. Lo anterior resulta en un coste por cada compra de 13,5€, es decir 27€ por las dos compras de 1.000€ de acciones.

ING – Les cobra un 0,25% sobre el efectivo (1.000€) por la realización de la totalidad de la operación, con un mínimo de 12€ por operación, lo que resulta en nuestro caso de estudio en un coste de 12€ por cada una de las dos compras, es decir, un total de 24€ por las dos compras de 1.000€ de acciones.

 

Cobro de dividendos

La Caixa – Cobra el 0,3% sobre el efectivo (250€ en dos de los casos, y 125€ en los otros dos), con un mínimo de 1,20€ por cada operación, lo que hace que en este caso el coste ascienda a 4 operaciones por 1,20€ igual a 4,80€, cantidad a la cual hay que sumarle el IVA del 21%, por lo que el coste total final asciende a 5,81€

ING – No cobra comisiones por esta operación financiera

 

Ampliación de Capital y Suscripción de Acciones

La Caixa – Cobra un mínimo de 3,01€ por cada suscripción de acciones. Por tanto, en este caso, la suscripción de las acciones procedentes de las dos ampliaciones de capital liberadas tendrán un coste total de 6,02€

ING – No cobra comisiones por esta operación financiera

 

Gestión y Depósito del capital invertido en el plan de pensiones

Antes de proceder al cálculo de dichas comisiones para nuestro caso, y debido al desconocimiento general existente de las mismas, vamos a definir en que consisten cada una de ellas (señalar aquí que estas comisiones se notan menos porque se deducen del valor liquidativo del plan, con lo cual no aparece en ningún sitio un ítem que diga “cobro de comisiones”.

Comisión de gestión: comisión que cobra la entidad gestora del plan de pensiones. Se calcula como un porcentaje sobre el total del patrimonio invertido y se descuenta directamente del valor liquidativo del plan.

Comisión de depósito: comisión que cobra la entidad depositaria del plan de pensiones. Se calcula como un porcentaje sobre el total del patrimonio invertido y se descuenta directamente del valor liquidativo del plan.

La Caixa (en realidad las sociedades/entidades a ella vinculadas) – Cobra en el plan de pensiones elegido (PlanCaixa Ahorro) un 2% por la comisión de gestión y un 0,25% por la comisión de depósito, lo que supone un coste total para el caso de estudio de 112,5€ de comisiones anuales según el capital que tiene ella invertido.

ING (las sociedades/entidades a ella vinculadas) – Cobra en el plan de pensiones elegido (Plan Naranja de Renta Fija Europea) un 0,99% por la comisión de gestión y un 0% por la comisión de depósito, lo que supone un coste total para el caso de estudio de 49,5€ de comisiones anuales según el capital que tiene ella invertido.

  

Llegados hasta aquí y como punto final de este estudio, vamos a calcular ahora el resultado final económico del mismo:

 

La Caixa

ING

Cuenta Corriente

0,00€

-23,76€*

Tarjetas de Crédito

71,00€

0,00€

Custodia de Valores

36,30€

0,00€

Compra de Acciones

27,00€

24,00€

Cobro de Dividendos

5,81€

0,00€

Ampliación de Capital y Suscripción de   Acciones

6,02€

0,00€

Gestión y Depósito del Capital invertido en el Plan de Pensiones

112,50€

49,50€

TOTAL

258,63€

49,74€

 *El número es negativo puesto que no se trata de una comisión pagada sino de los intereses obtenidos por la rentabilidad que le proporciona el dinero depositado en la cuenta naranja.

 

Como podemos observar a partir de este resultado, la diferencia entre las comisiones cobradas anualmente en la banca tradicional respecto de la banca online para el caso de estudio, asciende a 208,89€ en términos absolutos, o al 520% en términos relativos, lo cual no deja de ser una cantidad económica ciertamente notable.






Hasta aquí el artículo sobre “Cómo ahorrar comisiones bancarias“. Si quieres recibir más artículos como éste, regístrate en el blog y te iremos enviando de forma automática los artículos que vayamos realizando. Sólo tienes que introducir tu nombre y tu email en el apartado dedicado a ello en la barra lateral.


Si necesitas asesoramiento fiscal y/o patrimonial profesional sobre éste u otros temas puedes solicitar nuestros servicios a través de la página de CONTACTO.

Minimizaremos tu factura fiscal y aumentaremos tu rentabilidad patrimonial de forma garantizada. Solicita sin compromiso tu PRESUPUESTO GRATUITO.

NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD Y COMPRUÉBALO, VERÁS COMO QUEDAS SATISFECHO.

Compártelo en tus redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Posted in Productos Bancarios.

Deja un comentario